Debes activar Javascript para navegar por este site!

BARILOCHE

Información general

San Carlos de Bariloche, o simplemente Bariloche, es una ciudad de Argentina, pertenece a la provincia de Río Negro, y es la cabecera del Departamento de Bariloche.

Bariloche es una importante ciudad dedicada al turismo y la ciudad más poblada de los Andes Patagónicos. Está ubicada lindante al Parque Nacional Nahuel Huapi, en el sudoeste de la provincia de Río Negro, junto a la cordillera de los Andes,

Sus reservas naturales, que incluyen lagos, bosques y montañas, su estilo arquitectónico, y sus destacados centros de esquí son el principal atractivo y sustento económico de esta ciudad. La ciudad también aloja un importante número de instituciones y empresas dedicadas al quehacer científico -tecnológico.

 

AVISTAJE BALLENA FRANCA AUSTRAL

La temporada de avistaje de ballenas se extiende desde mayo hasta diciembre. Septiembre y octubre son los mejores meses. Los rituales de reproducción son la fuerza poderosa que convoca a las ballenas.

Este espectáculo maravilloso se repite y crece cada año, gracias a la labor de protección que desarrollan diversos organismos de la zona.

 

ESTACIÓN DE ESQUI EN EL CERRO OTTO

Sus picos se asemejan a las torres de un templo medieval del estilo gótico. De ahí su nombre. El Cerro Catedral, ubicado a 19 kilómetros de la ciudad de San Carlos de Bariloche, abre camino a los habitantes del mundo deseosos de experimentar la aventura que prometen los deportes de invierno.

A 1030 metros de altura sobre el nivel del mar, el Catedral parece querer unir la tierra con el cielo. Pionero entre los centros de esquí de Sudamérica, hoy es el más completo y sigue modernizando sus instalaciones para ofrecer al visitante la más avanzada infraestructura. 

 

P.N NAHUEL HUAPI

El Parque Nacional Nahuel Huapi fue la primera área protegida del país, creada en el año 1934 a partir de la donación de 3 leguas cuadradas de tierras que realizara Francisco Pascasio Moreno en 1903. Comprende 705.000 hectáreas que forman parte del entorno natural del sudoeste de la provincia de Neuquén y del noroeste de la provincia de Río Negro. Representa, con su riqueza ecológica y paisajística, toda la región andina del norte patagónico, preservando el bosque y la estepa de la Patagonia y los altos Andes.

Las cumbres del cerro Tronador (3.554 metros sobre el nivel del mar), Crespo y Cuyín Manzano demarcan el límite con Chile. Cerros como Santa Elena, Bastión, López y Catedral, cuyas alturas varían entre los 1.800 y 2.400 metros, marcan profundos valles y quebradas, donde se encuentran los conocidos pasos Puyehue, Pérez Rosales y el de los Vuriloches, muy utilizado por los indígenas. Hacia el este, en la zona preandina, se alzan los cerros Otto, Ventana y el cordón del Ñirihuau, que ofrecen espectaculares vistas panorámicas desde sus cimas.

 

P.N. LOS ARRAYANES

El Parque Nacional Los Arrayanes fue creado en el año 1971 al desprenderse del Parque Nacional Nahuel Huapi, con el objetivo de proteger un singular bosque de arrayanes, uno de los más puros y extensos de esta exquisita especie. Estos árboles se concentran en la Península de Quetrihué (provincia de Neuquén), que se encuentra en el extremo norte del lago Nahuel Huapi y está comprendida en las 1.753 hectáreas del Parque.

Considerado un emblema, este Bosque de Arrayanes, que cubre cerca de 20 hectáreas, representa un paisaje único en el mundo y después del glaciar Perito Moreno es una de las caras más conocidas de la Patagonia.

DIA ENTERO CIRCUITO GRANDE

Circuito indispensable para todo viajero que pretenda profundizar sobre la riqueza paisajística de la zona. Nos llevara todo el día recorrer sus 250 kms. pero seguramente quedaremos satisfechos por todo lo que veremos.  Dejamos Bariloche para bordear el pedregoso río Limay que va metiendo sus meandros en la estepa patagónica. Así llegaremos al anfiteatro, escenario natural que semeja un circo romano. Continuamos y a poco de andar comenzaran aparecer las más dispares y caprichosas formaciones rocosas que componen el Valle Encantado.  Mientras nuestro guía sigue con sus explicaciones otros puntos de importancia se abrirán ante nuestros ojos; Confluencia de los ríos Limay y Traful, luego Cuyin Manzano, mas adelante el viejo puente sobre el río Minero que nos va a permitir alcanzar el mirador del Traful para deleitarnos con una panorámica sin igual, desde 70 mts. de altura. Avanzando y luego de atravesar un bosque húmedo y tupido empalmaremos con el denominado Camino de los Siete Lagos. Este camino, serpenteante entre una húmeda foresta donde predominan el Ñire, el Coihue, lengas en un espectáculo lujurioso, de aire puro, donde la contaminación ambiental no existe.  Y así iremos descubriendo los 7 lagos que le han dado el nombre, cada uno con sus características, el Espejo por su particular transparencia, el Villarino y Falkner separados simplemente por casi un imperceptible istmo, el Escondido porque nos costara verlo entre la enmarañada foresta, el Correntoso, paraíso de los pescadores de truchas. Villa La Angostura será uno de los hitos importante de este día.  Este pequeño pueblo que va logrando a través de los años un importante desarrollo turistico. Luego de recorrer unos kilómetros dentro del gran circuito, llegaremos a Puerto Manzano, zona muy apreciada por quienes desean experimentar la naturaleza de manera cercana. 17 Km. más de recorrido y empalmaremos nuevamente con la ruta 237, para volver sobre nuestros pasos e iniciar el tramo final de regreso a la ciudad de San Carlos de Bariloche, donde podremos disfrutar de un merecido descanso.

 

DIA ENTERO ISLA VICTORIA Y EL BOSQUE DE ARRAYANES

Visitar esta isla de 3710 hectáreas, donde los Puelches, comunidad nativa dejó rastros de su presencia en pintura rupestre, es una opción que todo viajero de raza no puede perderse si llega a la zona de Bariloche.

La excursión comienza en Puerto Pañuelo, desde la pintoresca península Llao Llao. Disfrutaremos por aproximadamente 30 minutos, el recorrido de 11 Km. de navegación por las azules aguas del Lago Nahuel Huapi y finalmente llegaremos a la isla. Comenzaremos a recorrerla por los senderos abiertos por don Aarón Anchorena, quien destinó el lugar inicialmente como coto de caza de huemules allá por el año 1902,  luego como astillero, aserradero y explotación forestal hasta 1925, año en que el gobierno crea en la isla, el vivero nacional. Muy cerca del puerto encontraremos la aerosilla del Cerro Bella Vista. El ascenso hasta la confitería no está incluido en nuestra excursión pero aquellos visitantes que deseen subir, pueden decidirlo en el momento, pues contarán con tiempo suficiente para ello. La vista de la bahía es embriagante desde el mirador Maravilla, salpicada de centenarios coihues y cipreses autóctonos.

Los circuitos perfectamente señalizados para los visitantes. En todas las lagunas interiores están prohibidas la pesca y la navegación, no así en las costas y la bahía donde pueden obtenerse truchas marrones con modalidad trolling o pesca de arrastre.

Finalizado el recorrido por la Isla Victoria embarcaremos nuevamente y llegaremos  la  Península de Quetrihué, que en araucano significa "donde hay arrayán". En esta zona encontraremos el mundialmente famoso Bosque de Arrayanes, parque nacional desde 1980 y declarado también, monumento nacional. Este ejemplar arbóreo único en el mundo cuya corteza fría, lisa y de color canela mantiene su follaje verde todo el año, posee un encanto que rodea a cuanto visitante se acerque a él. Y sobre el final del recorrido, encontraremos la típica cabaña construida por don Antonio Lynch en la década del 30, que es conocida por todos los argentinos y chilenos que nos visitan, como la casita de Bambi, a pesar de que Walt Disney nunca llegó a conocer la zona. Cargados de magia emprenderemos el camino de regreso a Bariloche.

 

DIA ENTERO PUERTO BLEST Y CASCADAS LOS CANTAROS

Saliendo  Puerto Pañuelo en una embarcación que navega sobre las aguas del brazo Blest hasta su extremo, donde se halla el puerto homónimo.

En este viaje se pasa muy cerca del islote Centinela, donde descansan los restos del Perito Moreno.

El paisaje que se presenta a lo largo del brazo Blest se asemeja a los clásicos fiordos noruegos o a los lejanos canales fueguinos.

La zona de Puerto Blest cuenta con una exuberante vegetación, motivada por su clima excesivamente húmedo, desde allí se puede continuar en ómnibus para realizar la excursión adicional a Laguna Frías. Luego se arriba a Puerto Alegre, en el extremo norte de dicha laguna, donde se toma una lancha para recorrerla, hasta atracar en Puerto Frías.

Regresando a Puerto Blest, se embarca para realizar el cruce hasta la Cascada los Cántaros. Se asciende por una escalinata de madera bordeando el torrente los Cántaros hasta una altura aproximada de 600 metros, desde donde se puede admirar varios saltos y cascadas de notable belleza.

Luego se desciende hacia el muelle donde la embarcación los conducirá de regreso.

 

DIA ENTERO SAN MARTIN DE LOS ANDES POR EL CIRCUITO DE LOS 7 LAGOS

Uno de los paseos que vale la pena y no nos arrepentiremos, es sin duda, el Camino de los Siete Lagos llegando hasta San Martín de los Andes. Nos acompañará en nuestro periplo la hermosa estampa del Lago Nahuel Huapi. Sus aguas, de un intenso color azul, sus islas y el paisaje que lo rodea, lo convierten en un lugar de particular atracción de  nuestra Patagonia. Todo esto matizado por  un tupido e interminable bosque de lengas, coihues, ñires y el espectáculo único del macizo andino rasgando los cielos del continente. Por fin llegamos a la pequeña localidad de Villa La Angostura que parece ser más un tranquilo pueblo de montaña pero donde el turismo se va incrementando  a pasos agigantados.  Dejaremos la villa atrás por un camino de ripio, serpenteante, entre la foresta, descubriendo, a cada rato un nuevo lago.    Primero será el Correntoso, lugar ideal para la pesca de salmónidos. El Espejo, de transparentes aguas, de allí su nombre, para luego continuar por el Escondido, Villarino, Falkner, estos últimos separados por un estrecho istmo.  Así iremos desgranando toda una salvaje naturaleza donde la contaminación no tiene cabida.   Bordeando el Lago Lacar nos espera  San Martín de los Andes, un lugar diferente en el corazón mismo de nuestra Patagonia. Íntimamente ligado al Parque Nacional Lanín se alza este pueblo que, entre sus atractivos, cuenta con el Centro Invernal Chapelco, de importancia para todos los amantes de los deportes invernales. La premisa insoslayable es el disfrute de todo un entorno de paz y silencio, donde la naturaleza nos habla a través de la música del bosque y el canto de los pájaros. Pasaremos por las playas Quila Quina, Catrite y el circuito Arrayanes. Desde aquí rescataremos  hermosas vistas de la ciudad y el lago. Luego del almuerzo (opcional) partiremos de San Martín por el pintoresco Lago Meliquina para emprender el regreso a Bariloche tomando la ruta más corta pero no la menos bella. Dejando atrás Confluencia y Villa Traful empalmamos con la ruta provincial Nro. 237 que nos lleva directamente de regreso a Bariloche.  Las últimas horas del día nos sorprenderá  cansados pero pletóricos de felicidad habida cuenta de  las vivencias recibidas. Estaremos de acuerdo en  pensar que nunca está colmada la capacidad de asombro cuando de la Naturaleza se trata.

 

MEDIO DIA CIRCUITO CHICO, PUNTO PANORAMICO Y ASCENSO AL CERRO CAMPANARIO

Aunque cada uno de nosotros alguna vez habrá soñado sobre cómo es el paraíso, seguramente hoy nos parecerá  estar recorriéndolo a través de la subyugante geografía que rodea a Bariloche y su Parque Nacional  Recorreremos el sinuoso y angosto camino costero pleno de inolvidables paisajes del Lago Nahuel Huapi y su entorno.  Tropezaremos con el Cerro Campanario. Su visita es obligada y por eso tendremos preparado el ascenso hasta su cumbre en la moderna aerosilla. Allí nos esperan inolvidables vivencias sobre las bellezas que hoy nos parecen rendidas a nuestros pies. Prosiguiendo, dejaremos atrás la Laguna El Trébol, reserva de bello entorno y con una interesante flora y fauna.   Desde el Punto Panorámico, verdadero balcón natural  accederemos a amplias vistas de los  Lagos Moreno oeste, Nahuel Huapi, Escondido y Cerro López.  Siguiendo nuestra ruta llegaremos a Bahía López,  hermosa y recogida, con frondosos bosques, al pie del Cerro del mismo nombre. Más adelante nos espera el plato fuerte: la auténtica postal de Bariloche, la Península del Llao Llao.   Avanzando unos kilómetros y sobre el mismo camino la antigua  capilla de San Eduardo nos sorprenderá como una  verdadera joya arquitectónica.  Al regresar al hotel tomaremos conciencia de la increíble aventura que hemos emprendido para alegría y deleite de nuestros sentidos.