Este festival se celebra todos los años en el mes de junio durante tres días al lado del río sagrado Sindhu (Indo) en Shey Manla que se encuentra a 8 kms de la ciudad principal de Leh, Ladakh. Las fechas varían cada año  porque debe coincidir con el Guru Purnima, que es el día en que hay luna llena.

Se celebra para promover la unidad de las diferentes identidades culturales y religiosas que conviven en la India y también para honrar a los soldados que dieron su vida defendiendo el país.

 Gente de todos los lugares de la India acuden a este lugar portando vasijas de barro con agua de los ríos de su región para sumergirlas en el Sindhu uniendo así el agua de  todo el territorio simbolizando la unión de la diversidad de sus habitantes.

El río Indo se considera sagrado ya que se origina en el lago sagrado de Mansarovar y a él acuden personas de todo el país durante todo el año para hacerle ofrendas.

Gente de todas las religiones, castas y regiones se convierten en una parte de este festival que incluye la participación de artistas locales en los diferentes espectáculos de danzas tradicionales y en las actividades culturales que se realizan a lo largo del festival.

El primer día hay una ceremonia de recepción para fomentar la unidad nacional  organizada por representantes  religiosos de algunas de  las religiones  que hay en la India: Asociación Budista de Ladakh, musulmanes chiítas Majlis, musulmanes sunitas Anjuman, hindú Trust, Comité Prabhandak Gurudwara sikh y cristianos de la Iglesia Morava.  En las orillas del río, unos cincuenta lamas efectúan oraciones como un ritual.

En el año 2000 el festival fue inaugurado por el Primer Ministro de la India, que al mismo tiempo también inauguró un complejo cultural, que incluye sala de exposiciones, teatro al aire libre, sala de música, una pequeña biblioteca y un auditorio con capacidad para 500 personas.

El Darshan Sindhu es uno de los eventos más importantes en Ladakh y a él acuden gran número de turistas de diferentes partes del mundo.