El  26 de junio España y la India van a estar más unidas gracias a la celebración en Madrid de la entrega de los Oscar de Bollywood, palabra que resulta de la unión de Hollywood y Bombay. Por la alfombra verde desfilarán sus más famosos actores y habrá espectaculares actuaciones de las estrellas más importantes del cine indio.

Este festival, de iniciativa privada, se comenzó a realizar en el año 2000  y es uno de los más importantes de los varios que se realizan con el mismo motivo en la India. 

Desde su creación se ha celebrado nueve veces en Asia, tres en Europa, dos en América y dos en África; este año se ha conseguido que se celebrara en Madrid, lo llevaban intentando desde hace dos años, porque quieren empezar a abrirse paso en el mundo de habla hispana. Se prevé que asistirán 500 medios internacionales, que se efectúen 10.000 reservas hoteleras y que haya un movimiento económico de unos 15 millones de euros.

Todo ello, unido a la prevista apertura en otoño de una línea aérea con vuelo directo entre Delhi y Madrid, ayudará a unir más los dos países esperando que aumenten los viajes hacia España tanto para vacaciones como para negocios.

Los eventos se realizarán a lo largo de tres días, del 24 al 26;  habrá preestrenos de películas y espectáculos musicales en directo y contará con la presencia de sus más destacadas estrellas, más de 100,  llenando así de glamur, colorido, música y exotismo la ciudad. Además, el espectáculo por televisión se retrasmitirá en 137 países y se calcula que será visto por más de 800 millones de espectadores.

Paralelamente se celebrará el viernes 24 en Ifema una gala de música electrónica (Stomp), que estará incluida en el Festival Mulafest, y el jueves y el sábado  una cumbre de negocios (Global Business Forum) que organizan la Federación de Cámaras de Comercio Indias  y la Cámara de Comercio de España.

En marzo hubo un anticipo de lo que pueden ser esos días con la presencia de tres estrellas del cine indio en el paseo del Prado de Madrid; antes de que llegaran  los actores y se unieran a ellos, 55 bailarines de Bollywood enseñaron al público algunos pasos de los bailes indios para que pudieran actuar en la coreografía que iban a realizar. El hecho de que hubiera una gran cantidad de público, que rodeaba a los bailarines, superó todas las expectativas de los organizadores, y,  por seguridad, tuvo que suspenderse antes de lo previsto.

La India es el país con más asistencia a las salas del mundo y produce al año más de mil películas de las cuales unas 300 se ruedan en otros países;  en el 2011 se rodó  en la Costa Brava, Sevilla y Pamplona, 'Zindagi Na Milegi Dobara' (Solo se vive una vez), que fue un éxito de taquilla e hizo que España fuera un poco más conocida. En 2014 se vendieron 1.900 millones de entradas frente a los 87 millones de  España en el mismo tiempo.